"Un continuo morir..."



"Debes estar persuadido de que tu vida debe ser un continuo morir
Y cuanto más muere uno a sí mismo, tanto más comienza a vivir para Dios." 

                                 Tomás de Kempis, Imitación de Cristo, Libro II, Capítulo XII