· Poética de la Muerte Mística ·


· Muerte Mística · 
· La Ascesis de la Mística Perenne y Universal ·


 " Negarse a sí mismo..."

"Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, 
Niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame."

                                                      Evangelio según San Mateo 16:24



                

"Hacer resplandecer lo que yacía escondido..."



"Cuando un maestro hace una imagen de madera o de piedra, 
no hace que la imagen entre en la madera, 
sino que va sacando las astillas que tenían escondida y encubierta a la imagen;
 no le da nada a la madera, sino que le quita y expurga la cobertura y le saca el moho y entonces resplandece lo que yacía escondido por debajo. 
Éste es el tesoro que yacía escondido en el campo, 
según dice Nuestro Señor en el Evangelio."

                                                    Meister Eckhart, Liber Benedictus, Del hombre noble



"Morid antes morir..."



Dijo el mensajero de Al·lâh [el Profeta Muhammad] a los suyos:
"Morid antes de morir y pedíos cuentas a vosotros mismos
 antes de que se os pidan".

                                                  Hadîz recogido por Al-Tirmidhî




" La abnegación de sí es luz sobre luz..."



“El obstáculo que te impide avanzar es tu 'yo'; hazlo desaparecer. 
“No vuelvas a ti; renuncia a tu 'yo', la abnegación de sí es <<luz sobre luz>>."

                                                                                                          Farid al Din Attar, Ilahi Nama o Libro Divino





"Cuando en el sendero..."



 "...y, cuando tras todo ese esfuerzo,
  finalmente abras tus ojos,
  verás a tu "ego", a través de los defectos inherentes,
  vagando alrededor de sí mismo
  como un buey en la noria..."

"Magulla tu ego por meses y años sin fin;
déjalo como muerto y cuando hayas acabado con él, 
habrás alcanzado la vida eterna." 
"Cuando en el sendero hayas matado a tu ego, 
de inmediato se te mostrará el favor de Dios." 

                                          Hakim Sanai, El Jardín Amurallado de la Verdad





"Los enemigos invisibles e inmateriales..."



"Es útil, además, que los poco experimentados sepan que
 cuando estamos agobiados, 
empujados hacia la tierra por nuestro cuerpo y nuestra razón, 
es porque tenemos enemigos invisibles e inmateriales [interiores]
astutos y hábiles para arruinarnos."

                                                                                       Hesiquio de Batos, La Filocalia






"Conquistarse a sí mismo..."



“Es mejor conquistarse a sí mismo que vencer a mil en mil batallas. 
Al vencerse a uno mismo, uno gana: nadie puede quitarnos la victoria.” 

                                                                      Enseñanzas de Buda en el Dhammapada





"Quien se vence a sí mismo..."


"Quien conoce a los demás, es sensato.
Quien se conoce a sí mismo, es sabio.
Quien vence a otros, es fuerte.
Quien se vence a sí mismo, es poderoso."


                                                                                                                Lao Tse, Tao Te King, Cap. XXXIII   
                                                                                                                                       
 




"Libre del sentido del yo..."



   

“El hombre que abandona todo deseo y obra sin intereses, 
libre del sentido del ‘yo’ y de ‘lo mío’, él alcanza la Paz."

                                                   Bhagavad Guita, Cap. II, El Yoga del Conocimiento 





"Convertirse en un espejo..."



“Pues aquel que se ha despojado de sí mismo ha desaparecido [en Dios]
Su forma se ha desvanecido y se ha convertido en un espejo”…

                                                                                                   Jalal al Din Rumi, Masnavi IV 





"Un continuo morir..."



"Debes estar persuadido de que tu vida debe ser un continuo morir
Y cuanto más muere uno a sí mismo, tanto más comienza a vivir para Dios." 

                                 Tomás de Kempis, Imitación de Cristo, Libro II, Capítulo XII





"Atiéndete a ti mismo..."


“Atiende a ti mismo, es decir: examínate a ti mismo por todas partes. 
Ten despiertos los ojos del alma para vigilarte a ti mismo.”

"Atiende a ti mismo; es decir a tu alma. 
Adórnala, cuídala, hasta que desaparezca, por tu diligencia,
toda suciedad que se la haya pegado del mal." 
"Oponte en la lucha a los 'enemigos invisibles'
[los propios errores o defectos inherentes].”

“Atiende, pues, a ti mismo, para que atiendas a Dios..." 


                                     Basilio de Cesarea, Extracto Homilía III





"Limpiar el corazón..."



"El que no procura la total negación de sí mismo...  
...nunca será capaz de las verdades y luces del espíritu."

"Una cosa es limpiar el corazón de todo aquello que le hace prisionero e impuro 
y otra hacer ciento y mil cosas, aunque buenas, y santas, 
sin atender a esta pureza del corazón
que es la principal para alcanzar la Divina Sabiduría."

                                       Miguel de Molinos, Guía Espiritual, Libro III, Cap. XVIII





"Al Corazón le sucede lo que a una posada..."


                    
"Uno solo hay bueno, cuya libre expresión es la manifestación a través del Hijo, y por medio de Él únicamente podría el corazón purificarse, una vez expulsado de él todo espíritu malo. Pues muchos espíritus lo habitan y no le dejan purificarse, ya que cada uno de ellos ejecuta su propio cometido, exasperándolo frecuentemente con deseos inconvenientes. A mi entender, al corazón le sucede lo que a una posada. Pues ésta es maltratada, deteriorada y con frecuencia ensuciada por gente que se comporta sin recato alguno, sin preocuparse en absoluto por el lugar, por cuanto pertenece a otro. De la misma manera, el corazón, hasta que no se encuentra con la Providencia, es impuro, morada de muchos demonios [los propios "defectos inherentes"]. Pero, cuando se ocupa de él el Padre Único y Bueno, aparece santificado y resplandece de luz, y así se llena de felicidad el que tiene un tal corazón, puesto que verá a Dios." 
                                                                                 
                                                            Valentín de Alejandría (por Clemente de Alejandría en sus Stromata).





"Cada día muero..."



"Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en
 nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero."

                                                   Pablo ApóstolPrimera Epístola a los Corintios 15:31 






"Si piensas que lo obtendrás..."



"Si piensas que obtendrás el éxito
sin esfuerzo, eres un iluso.
Y si piensas que lo obtendrás esforzándote
voluntariosamente, eres un arrogante"

                         Ali Ibn Abi Talib




" La Muerte Salvadora..."




«θάνατος γνωστικός» ["Tánatos gnostikós", la muerte gnóstica]
«lleva y separa el alma de las pasiones» [y es por ello] 
«θάνατος σωτηρίας» ["Tánatos soterías"] «muerte salvadora»...

                                   Clemente de Alejandría, Stromata y Pedagogo



"No podrá ser... sin la obra del Espíritu Santo."



"La Paz es la remoción de las pasiones
No podrá ser encontrada sin la obra del Espíritu Santo."

                                                                                  Marcos el Asceta, La Filocalia 





"Vencerse a sí mismo": "Gracia y don del Espíritu Santo..."


        "Por encima de todas las gracias y de todos los dones del Espíritu Santo 
                 que Cristo concede a sus amigos, está el de vencerse a sí mismo 
                       y de sobrellevar gustosamente, por amor de Cristo Jesús, 
                                       penas, injurias, oprobios e incomodidades."

                                                                         San Francisco de Asís, La Alegría Perfecta


                                                                                             


"Si el grano muere...lleva mucho fruto."



"De cierto, de cierto os digo, que 
si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, 
queda solo; 
pero si muere, lleva mucho fruto."


“…estrecha es la puerta, y  angosto el camino 
que lleva a la vida…”